Auditoría de Google AdWords

 

Mejora el Rendimiento de tu Marketing con una Auditoría de Google Adwords

Una auditoría de Google AdWords profesional es el mejor de los consejos a la hora de potenciar al máximo nuestros esfuerzos publicitarios.

La publicidad en Google se ha convertido en el caballo ganador para una gran mayoría de empresas que sigue creciendo día a día. Ya no cabe la menor duda de que salir en las primeras posiciones de Google, o que nuestro anuncio aparezca en otras páginas web o en YouTube, nos da una ventaja inmediata para conseguir nuevos clientes potenciales.

Los que nos dedicamos a esto del SEM (Search Engine Marketing) de manera profesional, sabemos que no basta con salir en las primeras posiciones de Google para que nuestros esfuerzos publicitarios tengan su recompensa. Existen muchos factores que pueden hacer que nuestras campañas no estén generando todo su potencial.

Estamos en un entorno con una competencia feroz, costes por clic (CPC) y costes por adquisición (CPA) cada vez más altos y entornos de trabajo donde quizás la gestión de cuentas de AdWords no sea la más acertada. Esto hace que los costes suban si no se tiene experiencia en la gestión y optimización de las campañas de Google AdWords.

Por otro lado, también tenemos factores que nos podrían ayudar a mejorar bastante nuestro rendimiento y que quizás no estamos teniendo en cuenta. Por ejemplo:

  • La estructura de la cuenta.
  • Campañas en la red de display.
  • Pujas automatizadas.
  • Campañas de Remarketing.
  • Anuncios en YouTube.
  • Campañas de Shopping.
  • El buen uso de las extensiones de anuncios.

Detecta los errores y optimiza con una auditoría de AdWords

Google AdWords mejora cada día y nos obliga a estar a la última de cada una de sus novedades publicitarias para aprovechar todo su potencial.

Nuestro equipo realiza auditorías de Google AdWords a empresas, agencias de publicidad y profesionales SEM independientes. En todos los casos, el rendimiento y la implementación de mejoras es nuestra meta. Un auditor especializado se encargará de revisar y presentar un informe de mejoras para tu cuenta.

En muchas de nuestras auditorías SEM hemos encontrado puntos flacos donde hemos llevado a cabo avances considerables que han supuesto un gran beneficio para nuestro cliente. Por ejemplo, en una ocasión, tuvimos la oportunidad de auditar la cuenta de AdWords de un e-commerce de productos ibéricos. Descubrimos con nuestra auditoría de sus campañas de AdWords que se podría mejorar el número de conversiones haciendo un par de cambios en su sitio web y realizando campañas de display por temporadas. Su facturación aumentó en un 17% después de nuestro informe.

Nuestro cliente estaba tan contento que nos obsequió con uno de sus mejores jamones.

Realizar este tipo de consultoría en tu departamento de marketing online es algo imprescindible y recomendable porque:

  • Observaremos tus campañas desde otro ángulo.
  • Nuestra experiencia se suma a la de tu equipo.
  • Realizamos pruebas y experimentos para tomar decisiones con datos.
  • Contamos con asistencia directa de Google.
  • Garantizamos un incremento de tus beneficios sin aumentar el coste.

Además, es bastante recomendable hacer este tipo de auditoria de Google AdWords con regularidad, es decir que deberíamos plantearnos hacerlo cada 3 o 6 meses aproximadamente.

 

¿Por qué es una buena idea realizar una auditoría de tu cuenta de Google AdWords?

Según datos de Google, la mayoría de las pequeñas empresas están desperdiciando aproximadamente el 35% de su presupuesto en AdWords debido a su mala gestión y a errores comunes de configuración. Esto significa que puedes estar malgastando tu dinero. Seamos realistas, a los chicos de Google, no le importa demasiado, a nosotros sí.

Estos son algunos de los problemas más frecuentes que nos encontramos y que solucionamos de inmediato tras nuestra auditoría de Google AdWords:

1. Palabras clave poco relevantes

Nos podemos encontrar con keywords de baja calidad, que nos están suponiendo un coste por clic extra frente a nuestra competencia. Identificando estas palabras y automatizando nuestra campaña, estaremos maximizando el rendimiento y bajando los costes por clic.

2. Gestión de presupuestos

Una equivocada gestión de nuestro presupuesto diario puede resultar en que nuestros anuncios no se publican con la frecuencia adecuada para que tenga buenos resultados.

3. Landings Pages poco eficaces

El 80% de las cuentas que auditamos tienen páginas web deficientes que no convierten a los usuarios en clientes como deberían. Enviar nuestro tráfico a una página optimizada para la conversión, puede aumentar dramáticamente las ventas.

5. Cuentas abandonadas

Este es otro punto muy común, nos encontramos con cuentas de AdWords en las que apenas se realizan mejoras o cambios con la frecuencia más óptima.

Una buena auditoría de tu cuenta de Google AdWords puede que te resulte poco interesante o lo dejes para otro momento cuando tengas tiempo o menos trabajo, pero los resultados pueden transformar tu negocio muy rápido, ¡así que no dejes pasar esta oportunidad! Te ayudaremos a que comprendas tus puntos débiles y cómo mejorarlos.

 

Con nuestro equipo de expertos tus campañas en AdWords conseguirán:

– Bajar tus CPC (costes por clic)

– Aumentar los CTR (ratio de clics) de tus keywords y anuncios

– Aumentar los niveles de calidad

– Aumentar las conversiones y por supuesto, el ROI (retorno de inversión)

– Bajar los costes por conversión

Estos son algunos de los factores que mejorarán directamente cuando entremos en acción, pero las medidas no se quedan ahí, también ofrecemos un informe de mejoras futuras para que tu negocio suba al siguiente nivel con un mapa bien trazado de los pasos a seguir.

Si quieres que un auditor AdWords se encargue de hacerlo todo, no hay problema. Lo único que necesitaremos será que nos des acceso a tu cuenta de Google AdWords para ponernos en marcha.

AdWords es una herramienta publicitaria muy poderosa, no obstante, puede resultar costosa y consumirte mucho tiempo. Tus campañas solo tendrán el rendimiento máximo si tienes las habilidades y experiencia necesarias, y por supuesto, el tiempo que se requiere para llevarlas a cabo.